Marta Loperena: felicidad de bolsillo.

Entró en casa como un torbellino de colores! Así, con una sonrisa enorme y unos ojos que se comían todo llegó Marta. La conocí a través de instagram y, desde que vi su proyecto (Felicidad de Bolsillo), no he dejado de recomendarla. Es como si la conociera y confiara plenamente en ella.

Por qué? Creo que es porque tenemos algo en común que considero súper importante: queremos hacer fácil lo que consideramos resulta imprescindible para vivir mejor. Y ella lo hace, sobre todo, a través de la meditación. Una herramienta de siglos que a veces se transmite de una forma demasiado mística y costosa (de esfuerzo 😉 y que Marta consigue acercarte con su lenguaje cotidiano y veraz!

Además a las dos nos encanta comunicar, divulgar, hacer llegar…. nos encanta el otro. Se le nota enseguida. Se la ve tan generosa… Es generosa!!!

Bueno, aquí te paso la charla (porque es + una charla de amigas que una entrevista) llena de risas,  aceleres, palabras divertidas, ganas y contenido más que interesante!!!!

Por cierto: no edité apenas nada, así que siéntete como una más con nosotras. Y la calidad es un poco baja porque he tenido bastante problemas con los vídeos… sniffff.

Besote enorme

P.d. aprovecho para pasarte este libro, ya que termina el mes que en Living With Choco hemos dedicado a la Espiritualidad.

 

*Me lo recordó  @martaloperena  al hacerle otra entrevista en instagram  y lo volví a traer a mi vida. Cómo lo dejé escapar? Cómo no lo cuidé como merece? Lo dejé en Latinoamérica, en algún armario… Ahora le he prometido que no lo suelto jamás. JAMAS. Lo necesito. Es alucinantemente lúcido, claro, revelador… y amoroso. Nos invita a hacer nuestra y diaria la espiritualidad. Nos recuerda que no hay vida sin muerte y que seguimos empeñados en patear el tema, alejarlo… Nos anima a investigar todas las creencias y elegir la que más nos inspire. Nos prepara para la vida. Sin palabras, simplemente: léelo y atesóralo

*Me lo recordó @martaloperena al hacerle otra entrevista en instagram  y lo volví a traer a mi vida. Cómo lo dejé escapar? Cómo no lo cuidé como merece? Lo dejé en Latinoamérica, en algún armario… Ahora le he prometido que no lo suelto jamás. JAMAS. Lo necesito. Es alucinantemente lúcido, claro, revelador… y amoroso. Nos invita a hacer nuestra y diaria la espiritualidad. Nos recuerda que no hay vida sin muerte y que seguimos empeñados en patear el tema, alejarlo… Nos anima a investigar todas las creencias y elegir la que más nos inspire. Nos prepara para la vida. Sin palabras, simplemente: léelo y atesóralo

Laura Riu Martín