la autoestima

autoestima imma rabasco.png

ES TU HOGAR


Existir ya es un valor en sí mismo. Por el simple hecho de estar merecemos un valor. Igual para el resto. Ser y no valorarse es casi como no ser… o ser menos. Es decir, nos restamos valor, existencia! Lo más importante para la vida de una persona es el valor que se de a sí misma, lo que crea en ella. Si no, no se sentirá merecedor de la vida.


Claro que, gran parte de esa autoestima que nos tengamos, pasa porque hayan creído en nosotros de pequeños (como ya hemos visto).


Veo a la autoestima como el hogar de cada uno. Un hogar que puede ser espléndido y que nos dé confort, protección, alegría… O uno donde haga frío, sea inseguro, nos entristezca. Por eso, dedicarle tiempo a construir la autoestima lo veo como una tarea que merece nuestro cariño y dedicación, pues es en ella y a través de ella que nos vamos a relacionar con nosotros mismos y el resto. Cuidar nuestro hogar para poder recibir bien también a los otros, ¿no te parece?


Como más cuidemos esa autoestima, esa casa metafórica, más orgullosos nos sentiremos de ella (de nosotros) y más cuidada estará , soportando mejor todas las inclemencias del tiempo y la vida.


Por eso es tan importante que la autoestima sea un asunto tuyo, que no dependa del otro. ALguien puede ayudarte a pagar un alquiler o a encontrar a una casa, pero es tu responsabilidad cuidar de ella porque es donde te alojas, creces, te proteges.. ¡VIVES!.


Puedes recibir ayuda en ese cuidar y construir tu autoestima pero debes hacerte responsable de que te pertenece.


Una persona que se siente que pertenece, que tiene ese hogar (en ella misma) está en contacto consigo misma, está a gusto. Se conoce. Conoce su morada. Sabe que tal vez su “cocina” sea vieja pero es suya y puede ir mejorándola con el tiempo; sabe que su sofá es el más cómodo del mundo; sabe que el grifo del baño está por romperse, sabe cuál es la casa de sus sueños…


Una persona con una buena autoestima conoce sus fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas… ¿Te suena a empresa? ¡Es que somos nuestra empresa! ¿Conoces algún emprendimiento más valioso que tu vida?


En resumen, como más atención nos dediquemos, más nos conoceremos(foda). Es ahí donde podremos autoevaluarnos justamente.  Y en esa autoevaluación no deben faltar los LOGROS de los que habáblamos y los amigos….


Porque en todo hogar tienen que entrar amigos que nos ayuden a generar realmente una buena autoestima, una buena vida. Algunos son la empatía, el agradecimiento, el estado anímico…

¡Conectemos!


*Por cierto, la única persona que puede saber si tienes autoestima baja o alta eres tú. Igual que nadie puede evaluar tu hogar porque nadie lo conoce en toda su esencia (y lo que te hace sentir) como tú.



Imma Rabasco